Top 10 sitios para el turismo rural en Girona

Girona
Top 10 sitios para el turismo rural en Girona

¿Preparado para encontrarte?

Sí, porque va de eso. Perderte en un pueblo encantador o un bosque milenario y volver a reconectar.

Es la magia del turismo rural.

Y ni siquiera hace falta que salgas de Girona. Es una promesa.

Te presentamos nuestro top 10 de sitios para el turismo rural en Girona.

Y que lo disfrutes.

  1. El Valle de Nuria
  2. La Fageda d’en Jordà, La Garrotxa
  3. Besalú
  4. Parque Nacional del Cap de Creus
  5. Jardí Botànic Marimurtra
  6. Estany de Banyoles
  7. Castellfollit de la Roca
  8. Playa de Sa Tuna
  9. Parque natural de las Marismas del Ampurdán
  10. Valle de Camprodón

El Valle de Nuria

¿Podríamos haber empezado con otro lugar más significativo?

El Valle de Nuria es un valle pirenaico situado a 2000 metros de altura sobre el nivel del mar. 

Es accesible únicamente a través del tren cremallera o de alguna de las rutas de senderismo preparadas para ello.

Si vas con niños te recomendamos directamente coger el tren cremallera ya que el itinerario es largo y puede ser demasiado duro para los peques.

No te preocupes porque, una vez que estén en el valle, podrás estar mano a mano con la naturaleza.

El Valle de Nuria se puede visitar a lo largo de todo el año. 

En invierno, podrás realizar los típicos deportes relacionados con la nieve, principalmente esquí y actividades de montaña guiadas.

Los más atrevidos encontrarán un desafío en el buceo bajo el hielo. Una actividad única que también ofertan en el valle.

Para los niños (y no tan niños) el parque lúdico será el mejor lugar donde pasar el día: pistas de trineos, rocódromo y tirolina entre otros. Toda una gozada.

En verano, el parque lúdico se reconvierte en camas elásticas, circuitos de patinetes o karts de montaña, mientras que las pistas de esquí dejan paso al senderismo, a las rutas a caballo y a una simpática granja donde los más pequeños estarán en contacto directo con todo tipo de animales domésticos. 

En definitiva, hay actividades para todos los gustos y colores. Si vas a Girona, en ningún caso puedes perderte el Valle de Nuria.

La Fageda d’en Jordà

Cambiamos totalmente de plano para llevarte hasta uno de las formaciones boscosas en La Garrotxa más espectaculares.

La Fageda d’en Jordà es un bosque de hayas único es España debido a su localización: se asienta sobre una colada de lava enfriada procedente del volcán Croscat. 

Pertenece al Parque Natural de la zona volcánica de La Garrotxa.

Aunque podrás disfrutar de este bosque durante todo el año, la mejor época para disfrutarlo es, sin duda, el otoño.

Los colores ocres, marrones y dorados inundan el lugar dándole un aspecto más mágico, si cabe. 

¿Qué puedes hacer en la Fageda d’en Jordà? Pues mucho más de lo que crees. 

La mejor manera de recorrer el hayedo es sin duda el senderismo, pero a veces no es válido para todos los públicos. 

Si vas con niños pequeños o personas mayores, apúntate a recorrerlo en carruaje. Un coche tirado por caballos es una manera muy divertida y sostenible de recorrer el bosque sin perderte nada importante. Además, se hacen varias paradas para estirar las piernas y hacer fotos. 

Como complemento a tu paseo, puedes visitar La Granja, un lugar donde se fabrican productos naturales de manera sostenible y que hará las delicias de los más pequeños.

Tienes toda la información aquí

Besalú

El turismo rural no es sólo bosques y valles, por muy impresionantes que sean. 

¿Cómo no íbamos a recomendarte un pueblo con aire antiguo?

Para muchos el pueblo más bonito de la Costa Brava, Besalú es conocido por su impresionante casco antiguo originario de la época medieval. 

A apenas 30 minutos de Girona, tienes disponible un viaje al pasado por puentes y callejas que se remontan al siglo X.

El barrio judío o la iglesia de Sant Pere son dos de las joyas que podrás disfrutar en este mágico enclave.

Parque Nacional del Cap de Creus

El Parque Nacional del Cap de Creus fue el primer parque marítimo-terrestre de Cataluña, ya que protege gran parte de la península del cabo Creus. 

Si quieres disfrutarlo, apúntate a una de sus numerosas actividades.  La más popular es el senderismo, que permite adecuar la dificultad de la ruta a tu forma física y a los miembros de la familia que quieran participar.

Además, si el tiempo acompaña, también puedes disfrutar de pequeños cruceros en barco y actividades de snorkel

Jardí Botànic Marimurtra

Un jardín tenía que haber en este top 10. Y más si cuenta con vistas privilegiadas del mediterráneo.

El Jardí Botànic Marimurtra se encuentra situado sobre una montaña lo que le da ese curioso nombre, en dónde se pretendió combinar ambos paisajes.

Considerado el mejor jardín botánico mediterráneo en Europa, fue creado por un empresario alemán asentado en Cataluña. 

Ten presente que no es gratuito, se cobran unos 7€ por entrada, pero la diversidad de la flora y las vistas privilegiadas bien lo merecen.

Además, ofertan experiencias lúdicas, musicales y culturales que celebran en el mismo jardín. Un plan diferente sin perder de vista la naturaleza.

Estany de Banyoles

El Estany de Banyoles (o Lago de Bañolas) es el estanque más grande de Cataluña.

Con una antigüedad de nada menos que 250.000 años, el paisaje que conforma este lago es ideal para alejarse del ruido de la ciudad y perderse por unas horas (o unos días).

Gracias a su versatilidad podrás disfrutar de numerosas actividades que van desde el alquiler de barcas de remo hasta la pesca deportiva. 

Si visitas el estanque en verano, ten en cuenta sus zonas habilitadas para el baño.

Para los que prefieran no mojarse, el Estany de Banyoles también tiene opciones. Rutas a pie o en bicicleta, e incluso paseos en globo.

Así que ya sabes: adaptado a toda la familia y para todos los gustos. ¿Crees que te dará tiempo a aburrirte?

Castellfollit de la Roca

Este impresionante pueblo construido sobre una roca tenía que estar en nuestro top 10.

Castellfollit de la Roca es el municipio más pequeño de Girona y está asentado sobre un riscal basáltico, de más de 50 metros de altura y con una longitud de casi un kilómetro.

Únicamente las vistas antes de adentrarte en el pueblo merecen la pena. Pero te recomendamos que no te quedes ahí. 

Sus estrechas y antiguas callejuelas van a parar a la iglesia de Sant Salvador, en el extremo del risco. Ahí podrás disfrutar, desde un extenso mirador, de las vistas sobre el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha, al que pertenece Castellfollit de la Roca.

Pasar un día en un pueblo colocado al borde de un precipicio no parece mala forma de desaparecer por unas horas, ¿verdad?

Playa de Sa Tuna

¿Podíamos hablar de entornos naturales en Girona sin mencionar una playa?

Definitivamente no.

La playa de Sa Tuna está en Begur y se trata de una pequeña cala muy cerca de las casas idílicamente colocada entre montañas y bosques.

En los meses en los que el sol aprieta, no dejes de visitar esta playa cerca de Girona. 

¿Qué puedes hacer en Sa Tuna? Ya sabes, sol, mar y relax. Ahora dinos que no te apetece.

Parque natural de los Aiguamolls del Empordà

Si lo que te gusta es colgarte la mochila y disfrutar del turismo activo, no dejes de visitar el Parque natural de los Aiguamolls del Empordà.

Existen varios itinerarios que podrás consultar en la propia página del parque. Además de tener la información sobre los kilómetros totales, comparten advertencias sobre rutas que son perfectas para realizar en bicicleta.

Hay otra actividad para la que el Parque natural de las Marismas del Ampurdán es perfecta: si te interesa la observación de aves, existen hasta 50 especies que conviven en este entorno. Aquí tienes una guía con información sobre ellas.

El Valle de Camprodón

Comenzamos con un valle y terminamos con otro. 

Y es que Girona está repleta de paisajes perfectos para disfrutar de la naturaleza en primera persona.

En el valle de Camprodón podrás realizar distintas actividades sin importar la estación.

Si acudes en invierno lo más común es que te dediques a esquiar. En la estación de esquí Vallter 2000 encontrarás facilidades, además, para disfrutar de trineos y de excursiones con raquetas de nieve.

En verano la oferta está clara: rutas hípicas, senderismo e incluso deportes de montaña como la escalada para los más atrevidos. 

Y es que los valles de Girona dan para mucho.

Ya te hemos demostrado que no hace falta alejarse demasiado de Girona para perderse en un lugar idílico.

Ahora te hace falta sacar tiempo para ti y colgarte la mochila

Y cuando regreses, ¡cuéntanos qué tal!

Alojamientos cercanos